Club de lectura. Patria.

El pasado 29 de noviembre tuvo lugar la última reunión de nuestro club de lectura de este año 2017.  Como en otras ocasiones, el debate estaba servido, “PATRIA” de Fernando Aramburu, el libro elegido para esta sesión daba para eso y para más. Interesante el libro y como no el intercambio de opiniones y los diferentes puntos de vista. Se hizo corta, muy corta esta sesión.

 Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959) es licenciado en filología hispánica por la descargaUniversidad de Zaragoza. Narrador destacado, es autor de tres volúmenes de relatos y de las novelas Fuegos con limónLos ojos vacíosEl trompetista del UtopíaBami sin sombraViaje con Clara por AlemaniaAños lentosLa Gran Marivián, Ávidas pretensiones y Las letras entornadas. Ha merecido, entre otros, el Premio Euskadi, el Premio Mario Vargas Llosa, el Premio Real Academia Española, el Premio Tusquets Editores de Novela y el Premio Biblioteca Breve. Participó en San Sebastián, su ciudad natal, en la fundación del Grupo CLOC de Arte y Desarte.

Desde 1985 reside en Alemania, donde ha impartido clases de lengua española a descendientes de emigrantes. En 2009 abandonó la docencia para dedicarse exclusivamente a la creación literaria.

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pue1blo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.